La Graduada Dorada Nancy Holmes

This post was originally published on this site
Nancy Holmes

Nancy Holmes

Hoy, cerca del 25% de los trabajadores en carreras relacionados con la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM por sus siglas en inglés) son mujeres. Pero en 1968, cuando Nancy Holmes fue la primera mujer en obtener un título en ingeniería de la Universidad de Illinois en Chicago (UIC), el porcentaje de mujeres en carreras de ciencias o ingeniería era decreciente.

Para Holmes, quien creció en Oak Park, la probabilidad de que ella persiguiera una carrera en las ciencias fue alta desde el inicio–varios tíos y su abuelo fueron ingenieros civiles, su hermano es un ingeniero arquitectónico, su padre era ingeniero en Radio Zenith y dos tías habían obtenido licenciaturas en matemáticas avanzadas. Su madre tuvo un empleo en la alimentación del hospital y estaba bien versada en química. Por lo tanto, cuando su decano de la secundaria le preguntó lo que quería estudiar en la universidad, dijo ingeniería sin vacilación.

Ella comenzó su primer año en el otoño de 1958 en el campus de Urbana-Champaign.

“Cuando empezaron las clases, pronto me di cuenta de que todos mis compañeros de clase en ingeniería serían masculinos”, dijo Holmes. “No estaría en una clase de ingeniería con una mujer hasta mi última clase como estudiante de postgrado”.

En su mayor parte, Holmes dijo que los hombres en sus clases y sus profesores la trataron con respeto.

Se casó con su marido, Tom, en 1959. Pronto, agregaron a dos hijas a la familia, y Holmes pasó los siguientes nueve años trabajando en su título mientras que criaba a sus hijos y participaba en la vida suburbana.

Desde 1959 a 1961, tomó clases en el campus de la Universidad de Illinois Navy Pier. En 1961, pasó seis semanas en un antiguo campo de Cuerpo Civil de Conservación cerca de Blackduck, Minnesota, para su curso requerido en topografía. Ella era la única mujer en su cuartel. Ella recuerda que sus compañeros varones la trataron muy amablemente, casi formalmente al principio, pero más tarde se trataron como colegas amigables.

En 1965, Holmes regresó al campus de la UIC, que era conocido en ese tiempo como el Campus del Círculo (UIC Circle Campus) y acababa de abrir. Obtuvo su licenciatura en ingeniería y ciencia de los materiales en 1968, su maestría en ingeniería de materiales en 1970 y su doctorado en ingeniería en 1976. Ella fue la primera mujer que obtuvo cada uno de estos grados del Colegio de Ingeniería de la UIC.

Regresará al campus el 15 de diciembre para celebrar con sus compañeros graduados dorados — miembros de la clase de 1968–en la ceremonia de graduación.

Holmes, 77, trabajó para Sargent & Lundy, una empresa de ingeniería de Chicago sirviendo al sector energético, desde 1976 hasta 2018. Ella ayudó a desarrollar programas de computadoras usadas para determinar la magnitud y efectos de las cargas sobre las estructuras nucleares y plantas de combustible fósil causadas por terremotos. También supervisó el trabajo en programas de computadora para la interrelación de la estructura del suelo, la generación de espectros de respuesta, y el análisis de suspensiones de HVAC y sistemas de tuberías.

Holmes insiste en que la ingeniería es una gran profesión para las mujeres.

“Cuando empecé en el colegio, opciones típicas para las mujeres eran generalmente en las artes liberales, enseñanza, economía doméstica, periodismo, y para las muy atrevidas, negocios o la ciencia”, ella dijo.  “Muy pocas de nosotras esperábamos tener una carrera. Esperábamos trabajar unos años y luego casarnos y  quedarnos en casa con los niños, pero muchos de nosotros pronto descubrimos que íbamos a trabajar por algún tiempo de nuestras vidas. Si más mujeres se dieran cuenta de que desafiante y financieramente gratificante es una carrera en la ingeniería, creo que hubiera más mujeres en este campo”.